Acerca de nosotros

Historia

"de los edificios más nobles de Washington"—Walt Whitman

Es más que un majestuoso edificio y más que un gran museo. La Galería Nacional de Retratos es una institución de Washington. El poeta Walt Whitman se ocupaba de los soldados enfermos alojados aquí durante la Guerra Civil y el Presidente Abraham Lincoln celebró su segunda toma de posesión en nuestro Gran Salón. La fundadora de la Cruz Roja, Clara Barton, caminó por estos pasillos como empleada del Comisionado de la Oficina de Patentes. 

Alguna vez albergó los documentos fundadores de nuestro país y funcionó como centro de oficinas gubernamentales y colecciones públicas. En la década de 1950, sobrevivió a la demolición y renació como parte del Smithsonian.

Ahora más de un millón de visitantes vienen a este edificio histórico nacional cada año para disfrutar de exhibiciones, participar en programas y asistir a presentaciones. Los residentes de Washington disfrutan de sus recesos para almuerzos bajo el sol en la calle 7 o buscan refugio en el Patio los días de lluvia. Junto a la Casa Blanca y al Capitolio, es una de las estructuras más amadas en la capital de la nación.

La Galería Nacional de Retratos comparte este magnífico edificio histórico nacional con el Museo Smithsonian de Arte Americano. Es uno de los edificios públicos más antiguos de Washington. Comenzó en 1836 para albergar a laOficina de Patentes de EE. UU., y está además catalogado como uno de los ejemplos más bellos de la nación del estilo arquitectónico neogriego. Una renovación reciente restauró sus características arquitectónicas más dramáticas, incluyendo tragaluces, una escalera doble curva, pórticos y galerías abovedadas iluminadas por la luz natural.

Lo viejo complementado por lo nuevo. El Centro de Conservación Lunder, instalado en el tercer piso en 2006 es un tipo raro de instalación artística que permite a los visitantes mirar a través de ventanas desde el techo hasta el piso mientras los conservadores cuidan de los tesoros nacionales confiados a los museos. 

Un elemento característico del edificio renovado es el popular patio Robert y Arlene Kogod. Con su elegante bóveda diseñada por los arquitectos de renombre mundial Foster + Partners, ofrece un acento distintivo, contemporáneo al estilo arquitectónico neogriego de los museos. El techo es una estructura de vidrio y acero ondulado que parece flotar sobre el patio, lo que deja que entre la luz natural, pero protege a los visitantes de los elementos. Los paneles de doble vidrio están colocados en una malla apoyados sobre ocho columnas de arcilla y aluminio ubicadas en el perímetro del patio, de manera que el peso del techo no compromete al edifico histórico. Es, en una palabra, espectacular.

La bóveda de Foster es distinguida y convierte el patio que alguna vez fue una atracción de primavera y otoño en un espacio obligatorio y lleno de paz que puede usarse durante todo el año. Si se va a reunir con alguien para cenar, ir al cine o al teatro en el vecindario Penn, el vecindario en las cercanías de Antiguo Edificio de la Oficina de Patentes en las calles 8 y F, NW, este es un lugar lindo, gratis y protegido. Al menos hasta las 7 p. m., cuando cierran los museos.

Sin embargo, vale la pena ver la bóveda en diferentes momentos durante el día. El techo de vidrio tiene forma ondulada, y está apoyado sobre ocho elegantes columnas. Cuando sale el sol, proyecta un entramado de sombras en las paredes del antiguo edificio. Cuando está nublado, el cielo parece estar muy lejos, frío y remoto. Cuando el sol está por ponerse, el vidrio doble filtra la luz y los colores creando una presencia acuosa de ensueño.

Lejos de desprenderse de la estructura histórica, la bóveda de vidrio la mejora, extrayendo los colores y textura arenosa del ala sur (la parte más antigua de la Oficina de Patentes, construida entre 1836 y 1842) y los tonos de granito verdoso y gris del ala norte (terminado en 1857).

- Philip Kennicott, Escritor del Washington Post, 19 de noviembre de 2007