Los Retratos

Sufragio para las Mujeres

La semilla para la primera Convención de los Derechos de la Mujer fue plantada en 1840, cuando Elizabeth Cady Stanton conoció a Lucretia Mott en la Convención Mundial contra la Esclavitud en Londres, la conferencia donde se le negó asiento a Mott y otras delegadas de Estados Unidos debido a su género. Stanton, la joven esposa de un agente antiesclavitud, y Mott, predicadora cuáquera y veterana de la reforma, hablaron luego de realizar una convención para tratar lo referente a la condición de las mujeres. Ocho años más tarde, esto ocurrió como un acontecimiento espontáneo.