Visítenos

Patio Kogod al mediodía

Patio Kogod

Cada día el Patio de Robert y Arlene Kogod con su espectacular techo de vidrio se llena de visitantes. Sirve como un santuario lleno de luz para los turistas cansados, un lugar de acogida para las familias donde comer y descansar, y un espacio dramático para programas educativos y espectáculos durante el horario del museo y en las noches. Los residentes de Washington, D.C. están orgullosos, y con razón, de este magnífico espacio público, y para aquellos que visitan la Galería de Retratos por primera vez, esta cubierta ondulante provoca sorpresa y asombro.

En el 2004, luego de una competencia internacional, el Smithsonian anunció que un panel de jurados había seleccionado los diseños de los arquitectos Foster + Partners con sede en Londres. Foster + Partners han diseñado numerosos proyectos innovadores y ganadores de premios, como el Gran Patio del Museo Británico de Londres, y el Reichstag, el nuevo Parlamento alemán en Berlín. El proyecto más reciente de la firma en los Estados Unidos es la Torre Hearst en la ciudad de Nueva York.

El techo es una estructura de vidrio y acero ondulado que parece flotar sobre el patio, dejando entrar la luz natural, pero protegiendo a los visitantes de los elementos. Los paneles de doble vidrio se encuentran en una estructura completamente sostenida por ocho columnas de aluminio revestido ubicadas en todo el perímetro del patio, de manera que el peso del techo no afecta al edificio considerado Monumento Histórico Nacional.

El patio, que puede verse desde las galerías de los museos, puede acomodar una gran variedad de actividades, incluyendo programas de creación artística, actividades para niños, conciertos y espectáculos.

  • Patio Kogod
  • Patio Kogod de noche
  • Patio Kogod

La cubierta de Foster es distinguida y convierte un patio que fue una vez una atracción durante la primavera y el otoño en un espacio público atractivo y tranquilo durante todo el año. Si va a reunirse con alguien para cenar, ir al cine o al teatro en el vecindario Penn, el barrio que rodea el antiguo edificio de la Oficina de Patentes en las calles 8 y F del Noroeste, este es un buen lugar, libre y protegido para hacerlo. Al menos hasta la 7 p. m., hora de cierre del museo.

Sin embargo, vale la pena ver la cubierta en diferentes momentos a lo largo del día. El techo de vidrio tiene una forma ondulante, sostenido por ocho columnas delgadas. Cuando sale el sol, proyecta un entramado de sombras en las paredes del viejo edificio. Cuando está nublado, el cielo parece más lejano, helado y remoto. Cuando se pone el sol, el doble vidrio filtra la luz y los colores en una presencia acuosa, etérea.

Lejos de desmerecer la estructura histórica, la cubierta de vidrio la realza, reflejando el color de arena y la textura del ala sur (la parte más antigua de la Oficina de Patentes, construida entre 1836 y 1842), y las tonalidades de granito gris verdoso del ala norte (terminada en 1857).

- Philip Kennicott, Washington Post, 19 de noviembre de 2007